Bark es Diferente

Avatar
Beto
Seguir

La especialidad de Bark es el monitoreo de contenido. Este servicio está disponible bajo el plan Premium de Bark. Cuando el monitoreo de contenido es configurado, Bark analiza el contexto de las actividades en los dispositivos de sus hijos; no solo palabras o frases. Esto significa que nuestro sistema es capaz de adaptarse constantemente a las formas en las que niños y jóvenes se expresan, buscan y comparten sus mundos digitales. Por ejemplo, nuestros algoritmos son capaces de identificar la diferencia entre un niño hablando sobre usar un cuchillo para cortar lechuga y usar un cuchillo para hacerse daño a sí mismo o a otros.

Después de ser configurado, Bark le permitirá monitorear las actividades en redes sociales así como actividades en el dispositivo (mensajes de texto, fotos, videos), en búsqueda de contenido preocupante. Si Bark detecta alguna actividad potencialmente alarmante en esas plataformas, el sistema le enviará un retazo o imagen recortada del mensaje o actividad detectada, junto con algunas recomendaciones para atender la situación. Bark le alertará sobre temas como Bullying, Depresión, Ideas suicidas (o suicidio), Violencia, Contenido Sexual, entre otros.

Nuestro avanzado sistema de análisis nos permite ayudarle a mantener a sus hijos a salvo en el mundo en línea, sin tener que gastar horas incontables leyendo cada una de las interacciones sociales que sus hijos tienen.

Otras herramientas de monitoreo fueron construidas con el fin de limitar las actividades en línea o recolectar todos los datos e información de sus hijos para ser revisadas manualmente, estableciendo una carga muy pesada en los padres al tener que revisar todas esas actividades en búsqueda de posibles problemas. La otra opción que usted tendría sería la de tomar físicamente el teléfono de sus hijos y leer o espiar todas las actividades en redes sociales; nuevamente en búsqueda de posibles situaciones problemáticas.

Una vez que el monitoreo de contenido de Bark esté configurado, Bark trabaja en un segundo plano monitoreando, detectando y alertando sobre situaciones potencialmente problemáticas. Aquellas conversaciones o interacciones que no representan algún peligro (y que sus hijos experimentan día a día) pueden quedar en la privacidad de sus hijos, mientras que usted puede tener la paz mental de que hay una medida de seguridad implementada. Este acercamiento le permite construir lazos de confianza y una comunicación abierta con sus hijos.

 

¿Está listo para comenzar su prueba gratuita?

¡Inicie su subscripción Bark aquí!

 

¿Necesita ayuda or tiene preguntas adicionales?

¡Estamos encantados de ayudar! Contacte al Equipo de Soporte de Bark y le ayudaremos en cada paso del camino.